Clínica de Fisioterapia Ruiz Clínica de Fisioterapia Ruiz Clínica de Fisioterapia Ruiz Clínica de Fisioterapia Ruiz Clínica de Fisioterapia Ruiz Clínica de Fisioterapia Ruiz

Documento sin título
FISIORUIZ : Reeducación de la incontinencia urinaria
Enviado por Fisioruiz el 11/2/2013 18:49:29 (647 Lecturas)

La incontinencia es un síntoma no una enfermedad

La incontinencia se define por ser un problema muy heterogéneo que abarca desde la emisión involuntaria de pequeñas cantidades de orina hasta la pérdida continua fecal concominante. No es exclusivo de pacientes con demencia o muy incapacitados, sino que aparece también en persones con buena función mental i independientes.


Etiología: la incontinencia se va a producir por la alteración de cualquiera de los requerimientos para ser continente:

?Función adecuada del tracto urinario inferior.
?Función física adecuada.
?Funciones cognitivas adecuadas.
?Motivaciones para ser continente.

Pronóstico:

Hoy en día, el 90% de los casos de la incontinencia en la mujer tienen solución.

TRATAMIENTO

OBJETIVOS:
•Incontinencia de esfuerzo: disminuir las pérdidas urinarias a expensas de fortalecer la musculatura del suelo pélvico.
•Incontinencia de urgencia: aumentar la capacidad vesical y disminuir las circunstancias en que se producen las pérdidas de orina.
•Mejorar la calidad de vida
•Enseñar al paciente a tener plena conciencia de sus problemas urinarios.

Fisioterapia

El objetivo principal es el fortalecimiento del suelo pélvico para mejorar su función o para reforzar los procedimientos quirúrgicos para que no haya recaídas.

Una vez diagnosticado el tipo de incontinencia que sufre el residente, el fisioterapeuta realiza una serie de procedimientos:
•Historia, naturaleza, intensidad y curso de los procesos.

•Inspección general de hábitos y posturas.

•Funciones básicas – si la persona es independiente o necesita ayuda.

•Instrucción gráfica sencilla sobre la anatomía y fisiología del aparato urinario (Anexo 1).

•Valoración funcional de los músculos mediante un examen digital vaginal i/o anal. También puede hacerse un examen electrónico si se dispone.

•Enseñar técnicas de control de la vejiga:
◦Entrenamiento de control de la vejiga: esta técnica se usa para dar tratamiento a la incontinencia de urgencia. Por ejemplo una manera de controlar la orina seria la distracción (intentar pensar en otra cosa), que la persona tenga un horario específico para ir al baño, etc.
◦Ejercicios de Kegel: son ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico. Los residentes deben aprender a hacer la contracción precisa del suelo pélvico que se encuentra entre el pubis y el cóccix, sin utilizar los músculos abdominales o los glúteos. Cada contracción debe efectuarse con la máxima intensidad y duración posibles , intentando alcanzar los diez segundos.
Los músculos deben relajarse completamente entre una contracción y otra. Es recomendable hacer estos ejercicios tres veces al día y en diferentes posiciones: por la mañana en decúbito supino con flexión de cadera y rodilla, por la tarde en sedestación apoyando los brazos en una mesa o similar y por la noche en bipedestación.

•Biorretroalimentación o biofeedback: es una técnica simple, indolora, que ayuda a ejercitar los músculos pélvicos. Un sensor en forma de tampón es ubicado en la vejiga o en el recto, mientras se ubica un electrodo en el abdomen. El sensor lee las señales eléctricas generadas por la contracción de los músculos. Las señales se muestran a través de la pantalla del computador, permitiéndole al paciente utilizar los músculos correctos. El biofeedback permite aprender cómo fortalecer más efectivamente los músculos pélvicos.

•Técnica de conos vaginales: ésta técnica sencilla permite aprender a contraer los músculos del suelo pélvico y están basados en retener un pequeño cono en la vejiga por un suave reflejo de contracción provocado por la sensación de que se va a deslizar hacia fuera. Este sencillo acto de retención refuerza muy eficazmente los músculos en pocas semanas. De acuerdo con la tolerancia, el residente aumenta progresivamente el peso del cono.

•Electroestimulación: utiliza el mismo electrodo que la retroalimentación con el biofeedback, pero con un interruptor diferente, que permite realizar el fortalecimiento electrónico de los grupos musculares. La electroestimulación puede ser de alta frecuencia o muy baja intensidad, de acuerdo con la tolerancia del paciente.

.•Entrenamiento vesical o modificación de hábitos:
◦Restricción de la ingesta de líquidos:
Micción programada: registro de las micciones diarias que se inician con intervalos de una hora y media durante la primera semana, para ir aumentando entre 15 y 30 minutos cada semana, hasta llegar a un ideal de 4 horas. El residente debe orinar en los tiempos previstos, aunque no sienta la necesidad. De esta forma, disocia la urgencia miccional del comportamiento normal. Igualmente debe abstenerse de orinar antes del tiempo indicado y debe aprender a contenerse mediante los ejercicios de Kegel.


◦No se debe correr al cuarto de baño a causa de una necesidad imperiosa ya que el movimiento provoca pérdidas por el incremento de la presión abdominal y perpetúa la asociación mental entre urgencia, incontinencia y micción.

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo